Ir al contenido principal

Así se engaña a los cubanos

Desde hace 54 años los cubanos están sometidos a una campaña de desinformación diaria y sistemática. No es cosa de juego eso de vivir en una isla, encerrados dentro de la visión del mundo que dibuja, o mejor dicho, desdibuja, la dictadura castrista..

Es enajenante vivir cada día sin conocer y comparar cuán semejante o diferente es el mundo al que nos asomamos a través de la prensa que leemos, la radio que escuchamos o la televisión que vemos.

Esta pareja de párrafos introductorios se me escaparon de entre los dedos, cuando esta mañana leí el titular de Granma: Llegó Raúl a la Patria. Dicho así, con el estilo patriotero de una consigna, el titular recordaba otras oportunidades en que el jefe del gobierno regresaba al país luego de un viaje al exterior. Sólo cambiaba el nombre. Entonces era Fidel.


El órgano oficial del Partido Comunista elogió la presencia del general presidente en Santiago de Chile en la Cumbre de la CELAC, y le dijo a sus lectores: “Durante estas jornadas, Raúl mantuvo intercambios con casi todos los mandatarios de América Latina y el Caribe, así como con algunos representantes de países europeos”.

Falso. Falso de toda falsedad. En la Cumbre de la CELAC participaron 33 mandatarios latinoamericanos y caribeños. Raúl Castro sostuvo encuentros bilaterales con los presidentes de Chile, Sebastián Piñera; de México, Enrique Peña Nieto; de República Dominicana, Danilo Medina; de Colombia, Juan Manuel Santos y de Costa Rica, Laura Chinchilla.

Una docena de jefes de estado de Europa asistieron a la cumbre Unión Europea-CELAC. Raúl Castro sólo tuvo un encuentro bilateral con el mandatario de Serbia, Tomislav Nikolic y con el director general de la FAO, José Graziano da Silva.

Esas informaciones están en la prensa internacional que cubrió el evento de Santiago de Chile, pero los cubanos no tienen acceso a una información abierta y libre. A ellos Granma los engaña y les dice que Raúl fue recibido casi como un héroe legendario en Chile.

Al engaño contribuyó, con un rostro de consumado jugador de poker profesional el canciller Bruno Rodríguez de la Parrilla.


El ministro cubano de Relaciones Exteriores le contó a Telesur y a la televisión cubana que la reunión de Raúl con el presidente de Chile Sebastián Piñera duró casi una hora y su tema central fue la transferencia  de la Presidencia Pro Témpore de la CELAC a Cuba.

“Para mí, dijo Rodríguez de la Parrilla, la reunión fue fascinante porque se dedicó mucho tiempo a hablar de la etapa insurreccional de la Revolución Cubana, de los sucesos del Moncada, del desembarco del yate Granma, de la lucha en la Sierra Maestra, sobre lo cual nuestros interlocutores mostraron un conocimiento sorprendente”.

Asi, con toda tranquilidad Rodríguez de la Parrilla le cuenta a los cubanos que el presidente de Chile y su canciller, están interesados en los tiroteos de hace más de medio siglo, ocurridos en las montañas cubanas, y convertidos en gestas militares heróicas por obra y gracia de la propaganda castrista.

Verdad que hay que tener la cara especial para contar semejante bobería?



Comentarios

Entradas populares de este blog

Unos 60 peregrinos cubanos viajan a Roma para asistir a investidura de Mons.Juan Garcia como Cardenal

Apuntes para despedir al "reformista" Raúl Castro

Como a diferencia de la Historia la Biología no perdona, anticipo para los lectores interesados estas páginas que pueden ser de interés a la hora de escribir un obituario.

Ellas ilustran los rasgos "reformistas" del general Raúl Castro durante su década oficial como Presidente del Consejo de Estado y la veintena de meses de contra que le proporcionó la salida del cargo del hermano Fidel, por razones también biológicas.


Aclaro que no estoy presagiando muerte alguna, pero próximo a cumplir 89 junios este 2020, todo puede ser y siempre es bueno ser precavido en estos menesteres. Además, considero que la lectura de estas páginas, que forman parte de mi libro "Fidel y Raúl: Delirios y Fantasías", publicado por la Editora Hispano Cubana, Madrid, 2013,  será siempre un referente interesante para aquellos que se iluminaron con el reformista que estrenaba una nueva era en Cuba. Hasta aquí la introducción.

Una pregunta de Fin de Año