Ir al contenido principal

Cuba envía más profesionales a Guatemala

Un grupo de doce licenciadas cubanas en Enfermería, llegó el lunes a Guatemala y serán enviadas a distintos lugares del área rural del Departamento Jalapa, informó Magda Castañeda, de la Jefatura del Área de Salud de esa región.

El médico cubano Antonio Filiberto Sope comentó al diario Prensa Libre que con este grupo suman ya 122 el número de enfermeras cubanas, de las 317 con especialidad en gineco-obstetricia, que trabajarán en 68 municipios de ese país centramericano.



“Hay departamentos donde la cantidad de médicos y enfermeras es insuficiente. Este año se contrataron 2,300 enfermeras que van a los municipios priorizados y se firmó un convenio con Cuba para obtener 317 enfermeras especializadas en gineco-obstetricia”, informó Jorge Villavicencio, ministro de Salud.

Cuba envió una brigada médica de asistencia humanitaria a Guatemala el año 1998, cuando el paso del devastador huracán Mitch. La brigade retornó a la isla meses más tarde pero desde entonces la presencia de personal cubano en ese país se ha mantenido y ampliado a otros sectores. En la actualidad hay 326 médicos cubanos trabajando en Guatemala, y su período de estancia en el país es de dos años.

“Las enfermeras vendrán a reforzar el trabajo que se realiza en los departamentos con más número de mortalidad materna, neonatal e infantil”, dijo Gustavo Barillas, vocero del Ministerio de Salud Pública de Guatemala.

Martínoticias se comunicó con la Oficina de Comunicaciones de esa dependencia en Guatemala, para conocer detalles sobre la contratación del personal cubano de salud, y está a la espera de respuesta del vocero Barillas.

El Gobierno de Guatemala ofreció el pasado domingo una cena de agradecimiento en el céntrico hotel Westin Camino Real, al trabajo de los médicos cubanos. Al homenaje asistieron como invitados especiales unos 400 cubanos que laboran en áreas de salud, educación y deportes, además de los funcionarios y trabajadores de la Misión Diplomática cubana.

La cena estuvo presidida por la Primera Dama de la República y esposa del presidente Otto Pérez Molina, Rosa María Leal Flores de Pérez; el ministro de Salud Pública y Asistencia Social de Guatemala, Dr.Jorge Alejandro Villavicencio Álvarez, y el vice ministro de dicha cartera; así como la secretaria de Obras Sociales, Lic. Marta Patricia Obando García.

Por la parte cubana estuvieron presentes el embajador en Guatemala, Lic. Roberto Blanco Domínguez; y el viceministro primero del Ministerio de Educación Superior, Dr. José Ramón Saborido Loidi.

Al agradecer el homenaje, el embajador cubano resaltó la importancia y el impacto del Programa de Alfabetización “Yo Sí Puedo” en los Departamentos de Rethaluleu y Santa Rosa y en 6 Municipios más del país y de los técnicos cubanos del deporte, que tantas medallas, a través de los últimos años, han coadyuvado a ganar al pueblo guatemalteco, así como hizo referencia que en próximas semanas deben de estar llegando 21 Instructores de Arte cubanos a Guatemala.

El diplomático dijo que en Guatemala hay en la actualidad alrededor de 520 profesionales y técnicos cubanos de los diversos sectores mencionados y se espera que esta cifra arribe a unos 700 en el primer semestre del 2014.

Según cifras del Ministerio de Salud, hasta el 2011 Guatemala tenía un déficit de 10,849 profesionales de la salud. Guatemala cuenta con 11 médicos por cada 10 mil habitantes pero lo ideal sería que para 2015 haya 25, de acuerdo con el Observatorios de Recursos Humanos en Salud.

Cuba es uno de los 10 países o agencias involucrados en programas de asistencia sanitaria y colaboración médica en los que participan Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón, Canadá, Bélgica, Corea del Sur, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Agencia Catalana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Apuntes para despedir al "reformista" Raúl Castro

Como a diferencia de la Historia la Biología no perdona, anticipo para los lectores interesados estas páginas que pueden ser de interés a la hora de escribir un obituario.

Ellas ilustran los rasgos "reformistas" del general Raúl Castro durante su década oficial como Presidente del Consejo de Estado y la veintena de meses de contra que le proporcionó la salida del cargo del hermano Fidel, por razones también biológicas.


Aclaro que no estoy presagiando muerte alguna, pero próximo a cumplir 89 junios este 2020, todo puede ser y siempre es bueno ser precavido en estos menesteres. Además, considero que la lectura de estas páginas, que forman parte de mi libro "Fidel y Raúl: Delirios y Fantasías", publicado por la Editora Hispano Cubana, Madrid, 2013,  será siempre un referente interesante para aquellos que se iluminaron con el reformista que estrenaba una nueva era en Cuba. Hasta aquí la introducción.

Una pregunta de Fin de Año

Cuatro Caminos y el insostenible socialismo castrista