Ir al contenido principal

Cuba tiene un nuevo Cardenal


El Arzobispo de La Habana, Mons. Juan de la Caridad García Rodríguez, se convirtió el sábado en el tercer Cardenal en la historia de la Iglesia Católica en Cuba, durante el Consistorio celebrado por el Papa Francisco en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, donde fueron investidos otros 12 cardenales.


A la ceremonia litúrgica que comenzó a las 4.00 PM hora local, como estaba previsto, asistieron los 60 católicos cubanos que viajaron desde la isla y se encuentran en Roma desde el jueves, así como algunos otros católicos cubanos de la diáspora que viajaron desde Estados Unidos, Puerto Rico y España.

Para acompañar al Arzobispo de La Habana, en su investidura como Cardenal, viajaron también desde Cuba los Obispos, Emilio Aranguren Echeverría de Holguín, y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, Wilfredo Pino Estévez, Arzobispo de Camaguey, Juan de Dios Hernández Ruiz Obispo de Pinar del Rio, Juan Gabriel Díaz Ruíz  de Ciego de Avila y Mario Mestril Vega, Obispo Emérito de la misma Diócesis avileña, como se puede apreciar en esta foto del sitio web de la COCC,
Otras fotos de la ceremonia fueron tomadas por el autor.

Como es habitual en este tipo de ceremonias, al concluir el Consistorio los nuevos Cardenales dedicaron un tiempo a saludar personalmente a sus invitados, autoridades eclesiásticas, diplomáticas y miembros de la prensa que cubrieron el evento.

 Según ha podido conocer El Timbeke, el Cardenal García tiene previsto regresar de inmediato a La Habana, junto al resto de la delegación que lo acompaña.

En su agenda figura su primera misa que celebrará en Cuba como Cardenal y que tendrá lugar el 9 de octubre en la Parroquia de Nuestra Señora de La Caridad en La Habana  El domingo 12 será celebrada una misa en la Catedral de La Habana, con un carácter más protocolar a la que están invitados el Cuerpo Diplomático, las autoridades gubernamentales, y representaciones de otras confesiones religiosas, entre otros.

Hace poco más de medio siglo la Iglesia de la Caridad en La Habana, fue escenario de un cruenta represión contra los católicos cubanos por parte del flamante régimen castrista estrenado como marxista leninista.


El 10 de septiembre de 1961, miles de habaneros se dieron cita en el lugar para sacar en procesión la imagen de La Caridad. Agentes del gobierno infiltrados en la procesión comenzaron a gritar consignas contra el gobierno y una ráfaga de disparos abatió al joven Arnaldo Socorro, de 17 años de edad, miembro de la Juventud Obrera Católica, quien marchaba al frente de la procesión con un cuadro de la virgen.


Las autoridades cubanas se apropiaron de la identidad del joven Socorro y lo presentaron como un mártir revolucionario, asesinado por contrarrevolucionarios.


Mons. Eduardo Boza Masvidal, entonces Obispo Auxiliar de La Habana y Párroco de La Caridad, narra en un libro autobiográfico aquellos sucesos.


“Allí describe, como protagonista que fue, los disturbios ocurridos ese día en el exterior del templo, que intentaban retomar la programada procesión de la Patrona de Cuba, para la cual el gobierno había retirado el permiso en la mañana de ese día.
Mons. Boza trató infructuosamente de apaciguar a los fieles. Los sucesos de la iglesia de la Caridad desencadenaron la prisión de 231 sacerdotes cubanos de distintos lugares del país durante los días posteriores, incluido la del propio Mons. Boza. Anteriormente, en los días del desembarco en Playa Girón, Mons. Boza, junto a Mons. Evelio Díaz, fueron hechos prisioneros en el coliseo de la Ciudad Deportiva de La Habana hasta los primeros días de mayo de 1961.


El 17 de septiembre de ese mismo año zarpó del muelle habanero el barco Covadonga, en el cual fue deportado Mons. Boza junto a 230 sacerdotes”, reseña un artículo dedicado a los Obispos Auxiliares de La Habana, publicado por Palabra Nueva.
http://palabranueva.net/new/obispos-y-arzobispos-de-la-habana/

Las relaciones Iglesia-Estado en Cuba no son lo que fueron antes, en especial en la primera década del 60, sin duda que han mejorado notablemente. Sin embargo hay espacios en la sociedad donde la Iglesia puede ocupar el lugar que le corresponde que todavía esperan ser alcanzados.
Es un reto para ambos, la Iglesia y el Estado.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuba compró a EE.UU alimentos por $208 millones de enero a julio de 2019

¿Qué se esconde tras el cuento de la crisis energética en Cuba?

Unos 60 peregrinos cubanos viajan a Roma para asistir a investidura de Mons.Juan Garcia como Cardenal